Porque no debe prestar dinero sin garantías

Cuando solicitamos un banco a una agencia financiera o a alguna persona en particular, podemos otorgar algún tipo de garantía que puede darse en forma de inmueble o de algún tipo de objeto de valor.

Normalmente los pagos los asignan los prestatarios, sin embargo estos pueden llegar a un acuerdo entre las dos partes. La garantía establecida dentro de un préstamo actúa como forma de pago, en donde el prestatario puede recuperar su dinero y la cantidad de intereses impuesta por él.

Al momento de realizar un préstamo debemos tener en cuenta que existen dos tipos de garantías. La garantía personal es la que existe dentro de todos los acuerdos de préstamo, establece que en caso de no cumplirse el pago de la cantidad acordada el prestamista puede atentar contra las posesiones patrimoniales de las que usted posee, ya sean bienes futuros o presentes.

La garantía real se encuentra presente cuando en un acuerdo de préstamo se establece un bien fijo como objeto de garantía, usualmente en este tipo de garantías se sitúa un inmueble principal como una casa en caso de no cumplir con el pago.

Este tipo de garantía se establece principalmente en las garantías hipotecarias, donde la casa se usa para saldar la deuda o parte de la misma, involucrando en algunas ocasiones otro tipo de posesiones como tierras o joyas valiosas.

Te puede interesar: Flash Mobile compañía multinivel llegará a Colombia

¿Qué es un préstamo sin garantía y por qué no debe prestar dinero sin garantías?

Es un tipo de préstamo en donde el prestatario puede obtener una cantidad de dinero a través de un préstamo sin tener que involucrar ninguno tipo de objeto o inmueble de valor como forma de pago en caso de incumplimiento.

En este tipo de préstamo se toma mucho más en cuenta el historial de pago de la persona que pide el crédito, así como también sus ingresos monetarios, lo que permite saber si está capacitado como para exigir ese préstamo.

Este tipo de operaciones involucran un riesgo muy alto, porque en caso de incumplimiento de pago, no va a poder tener algún tipo de soporte para cobrar el dinero que prestó, de esta manera usted no debe prestar dinero sin garantías ya que no tendrá como recuperar su dinero ni las garantías ya establecidas en el mismo.

Por ello, para cubrir cualquier tipo de duda al realizar este préstamo, normalmente se piden porcentajes de intereses bastante altos en comparación con los préstamos con garantía.

Usted no debe prestar dinero sin garantías a cualquier persona, esta debe de encontrarse dentro de su círculo de confianza, teniendo en cuenta que estén capacitados como para pagar el mismo y evaluando su historial de pagos. De no ser así, usted podrá ser víctima de un incumplimiento de pago.

Te recomiendo leer: Nequi Bancolombia el banco virtual para manejar tus finanzas

Desventaja de un préstamo sin garantías.

Un préstamo sin garantías puede presentarse ante nosotros como una oportunidad de prestar dinero con una oportunidad de tener una ganancia a partir de los altos intereses que podemos establecer sin ningún tipo de queja.

Sin embargo, no debe prestar dinero sin garantías ya que el riesgo que usted corre es mucho mayor que la ganancia obtenida, donde puede perder todo el dinero prestado sin la capacidad de poder recuperarlo, pudiendo llegar a formar parte de un fraude con la finalidad de hacer estas acciones adrede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *