Tomar el control de tus propias finanzas

Normalmente solemos quejarnos de que el dinero no nos alcanza, de que todo está muy caro, que la inflación a veces en nuestros países se desborda, y que el presupuesto que a veces hacemos con tanto sacrificio no es suficiente. Por eso en este post vamos a conversar acerca de la importancia de tomar el control de tus propias finanzas y cómo puedes resolver exitosamente a situaciones cotidianas para tener una administración exitosa.

Tomando el control de tus propias finanzas

Muchas veces perdemos la perspectiva de tener el control de nuestras finanzas, y pasa que la responsabilidad de controlarlas es solamente nuestra. No se trata de hacerte sentir culpable con este recordatorio, la idea es entender que todo lo que podamos resolver siempre estará bajo nuestro control, y las finanzas personales son parte de ello.

No se trata de que tu empleo sea bien remunerado o no, o si estás ganando lo suficiente como profesional liberal, o si te va bien o mal como Freelancer. Se trata de administración de recursos en todos los casos.

Para administrar tus recursos siempre es importante conocer muy bien cómo estás usando tu dinero, cuáles son los gastos que estás teniendo en el mes, entender por qué estás gastando el dinero que estás viendo irse de tus manos, y cómo puedes hacer para corregir esa situación.

Priorizar los gastos y fijarte un ahorro

Como hemos mencionado en otras oportunidades aquí, la priorización de tus gastos es uno de los pilares para lograr un ahorro viable. Esta priorización es parte de las conductas que te llevarán a tomar el control de tus propias finanzas.

 

Entendiendo maneras de controlar tus propias finanzas

Existen múltiples maneras para controlar tus propias finanzas, veamos a continuación algunas de ellas.

Nunca gastes más de lo que ganas

En primer lugar recuerda nunca gastar más de lo que ganas. Parece obvio, pero no siempre tenemos presente este hábito el cual además incide de manera determinante en tu capacidad de ahorro.

Ten siempre presente las prioridades que tengas en el mes, establece una lista clara de todos los gastos que tienes, observa cada concepto y haz una suma total de esos gastos. Ahora compáralo con la cantidad de dinero que te ingresa en el mes y haz una operación de resta pura y sencilla. El resultado te sorprenderá.

Si después de ese ejercicio no sufres un impacto de reflexión que te lleve a cambiar algunos conceptos de tus gastos, tal vez necesites algo más que ayuda financiera.

Procura aprovechar lo gratuito

Procura no comprar cosas o gastar en cosas que puedas obtener de manera gratuita. Por ejemplo llamadas de larga distancia, comprar libros, cuotas de manejo de tus tarjetas de crédito. Estos son ejemplos de algunas cosas que puedes obtener gratis.

En el caso de las llamadas de larga distancia, o incluso locales no está de más recordar que los servicios de mensajería como WhatsApp y Telegram nos permiten hacer llamadas gratis usa usando nuestra conexión Wi-Fi, así estaremos evitando gastar los cupos disponibles de nuestro plan de teléfono celular, a la vez que estaremos ahorrando.

En el caso de los libros puedes buscarlos Online y leerlos en versión PDF o descargarlos gratis, de esta manera no tendrás que estar gastando sin necesidad.

Y en el caso de las tarjetas de crédito, si tienes un buen historial de crédito y pagas al día muy probablemente tu banco no te cobre cuota de mantenimiento.

Ver también:

El ahorro como prioridad

 

Hay muchas más cosas que pueden obtenerse gratis, sin embargo todo es cuestión de perspectiva y saber entender dónde están las oportunidades.

Previsión en tus compras

Otra de las maneras en las que puedes controlar tus propias finanzas, es teniendo  previsión en tus compras.

Por ejemplo si hablamos de las compras de navidad, obviamente durante el mes de diciembre pagarías los precios de esa temporada, pero seguramente si compras esas cosas a través del año conseguirás mejores precios.

Por eso es recomendable tener una idea aproximada de que quisieras ir comprando de cara a navidad, y lo vas hacer así durante el año. De esta manera podrás aprovechar ofertas, descuentos, y ahorrar una manera significativa.

Esto es ideal para los regalos de los más pequeños de la casa, claro está, cuidando de que jamás se enteren y teniendo toda la discreción del caso.

Carácter ante la publicidad

Tener fuerza de carácter para no dejarnos convencer y por la avalancha publicitaria, es siempre importante porque está pensada y diseñada para llevarnos a gastar. Ten criterio y piensa que no todo lo que se muestra muy bueno es necesariamente así, y recuerda que no todo lo que brilla es oro.

Aprovecha ofertas y descuentos

Otra de las prácticas para controlar tus propias finanzas, es aprovechar las ofertas y descuentos que puedas.

Si algo se le puede sacar de bueno a la publicidad, es enterarte de cupones de descuento, ofertas, y todo un sinfín de recursos que pueden ayudarte a ahorrar.

Por eso saber aprovechar las oportunidades siempre resultará en un manejo eficaz de tu dinero, el cual verás con mucho agrado al final de mes cuando constates cómo el dinero te rinde más.

Estos son solamente algunos consejos, hay infinidad de maneras para aprovechar una de una manera eficiente tu dinero, llevando además en estos criterios la idea del ahorro y con éste, la posibilidad acceder a una mejor calidad de vida. Por eso toma desde ya el control de tus propias finanzas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *