El manejo de tus ahorros y el uso de tus tarjetas de crédito

Sabemos de la importancia del ahorro como una prioridad, así como es importante aprovechar los instrumentos financieros para que de la mano de la práctica del ahorro se facilite el logro de metas que te propongas en cualquier ámbito. En esta ocasión conversaremos sobre el manejo de tus ahorros y el uso de tus tarjetas de crédito para el logro de tus metas.

Manejo de tus Ahorro y el uso de tus tarjetas de crédito: una dupla viable

A simple vista cuando pensamos en ahorro y en uso de tarjetas de crédito se nos ocurre que es algo incompatible.

Ahorrar muchas veces suele suponer sacrificios o planificaciones que exigen de nosotros dedicación, tiempo, y hasta negaciones.

Por su parte el uso de tarjetas de crédito nos indica facilidad para incurrir en gastos bajo endeudamiento, lo cual no es precisamente una manera de ahorrar.

Pero si lo colocamos bajo la perspectiva correcta,  el ahorro y el uso de tus tarjetas de crédito es perfectamente viable.

El manejo de tus ahorros y tus realidades

Muchas veces consideramos que no tener dinero es una desgracia, y realmente es una de las situaciones más molestas que en algún momento de la vida nos toca experimentar.

Sin embargo es importante no perder de vista que la salud, la preparación, la madurez, y la capacidad de producir, son cuatro pilares que sostienen una vida responsable y capaz de desenvolverse.

No contar con dinero nos conduce a veces a situaciones de negaciones bastante dolorosas como cancelar algún plan de vida,  adquirir algún bien, realizar algún viaje, o inclusive hasta dar algún paso significativo en la vida.

Uno de los aspectos que tal vez significa la diferencia entre el éxito y el fracaso temas  de ahorro, es como administramos nuestras deudas.

Por eso el manejo de tus ahorros tiene mucho que ver con la manera como lidias con tus realidades.

El manejo de tus ahorros y el pago de tus deudas

El pago de tus deudas forma parte de tu partida de gastos, entendiendo por gastos todo egreso de dinero sea cual sea su concepto.

Si los gastos superan a los ingresos estarás en desventaja, y es extremadamente difícil que puedas prosperar si mantienes esa ecuación en términos negativos.

De ahí que el manejo de tus ahorros exige un buen manejo de gastos, y entre éstos, de manejo de pago de tus dudas.

El uso de tus tarjetas de crédito y el manejo de tus ahorros

El uso responsable de todos tus instrumentos financieros de crédito debe ser una prioridad dentro del manejo de tus deudas.

Usar con inteligencia y con criterio tus tarjetas de crédito es más que una recomendación, es una solución.

Es uno de los pasos más inmediatos que puedes comenzar a poner en práctica para que tu dinero rinda, y puedas tener control real sobre tus deudas.

 

Ver también:

Los dos pilares para incentivar el hábito de ahorro

 

La tarjeta de crédito es un instrumento de indiscutible ayuda, te saca de apuros, te permite disponer de dinero en momentos de urgencia o alguna necesidad inmediata, y te permite hacer compras y programarlas a plazos, entre otras posibilidades.

Dejando de usar la tarjeta de crédito “para todo”

Sin embargo también es cierto que la tarjeta de crédito es una suerte de tentación constante en nuestra cartera.

Y aquí el primer gran punto que debes considerar, y es dejar de usar la tarjeta de crédito literalmente para todo.

Recuerda que la tarjeta de crédito es precisamente eso, un crédito, por lo tanto te va a generar intereses que deberás pagar en el plazo que establece el contrato de tarjeta de crédito con tu banco.

Es definitivamente poco inteligente que te endeudes por gastos cotidianos, por un criterio de simple comodidad.

El manejo de tus ahorros exige disminuir los gastos, y por lo tanto, los endeudamientos.

Lo más inteligente es disminuyas toda la carga de deudas que tienes en tu tarjeta de crédito.

Considera consolidar en una sola deuda todos esos conceptos, y así verás como el impacto de estas medidas comienza a disminuir tus gastos de intereses.

Esto va a representar para ti la disponibilidad mayor de dinero, y la posibilidad de ahorrar.

Hemos abordado en otras oportunidades aquí la importancia de identificar tus gastos, para así poder priorizar el uso de tu dinero.

La disminución de los gastos superfluos una de las medidas drásticas pero necesarias que puedes tomar pero no todo queda allí.

Recuerda hacerte un presupuesto y tratar de seguirlo al pie de la letra. Nadie dicho que sea algo fácil, pero es la mejor manera de tratar de poner control en tus finanzas, y así ayudarte a alcanzar esas metas que te has propuesto.

El uso de tus tarjetas de crédito como instrumento de apoyo en el manejo de tus ahorros

El uso de tu tarjeta de crédito también puede significar un apoyo importante para el logro de tus metas de la mano del ahorro.

Procura que tu historial crediticio sea bueno. Trata de pagar siempre antes del plazo un poco más del mínimo de tu tarjeta, evita retrasarte en el pago, y en la medida de lo posible ve abonando de vez en cuando algunas cantidades al capital de tu deuda.

Éstas prácticas si las llevas en un periodo de tiempo razonable, por ejemplo durante tres o cinco meses consecutivos, te va a reportar con total seguridad un incremento no solamente de tu línea de crédito, sino inclusive hasta de la categoría de tu tarjeta.

Una vez que hayas logrado esa mejora en la categoría de tu tarjeta – que hayas ascendido de una tarjeta clásica hacer una tarjeta dorada, o de una tarjeta dorada hace una tarjeta platino -, comienza hacer uso razonable de sus nuevos beneficios.

A los bancos les interesa que se haga uso de los instrumentos crediticios porque precisamente su negocio consiste en colocar dinero a interés.

Autocontrol y manejo de tus ahorros

Es emocionante ver como tu tarjeta de crédito ha ascendido a ser una tarjeta platino en menos de un año.

La tentación te va a rondar, pero aquí es donde entra en juego tu capacidad de disciplina y recordar los objetivos que te planteaste con el ahorro.

Ahorrando y haciendo uso inteligente de tu tarjeta de crédito, te será enormemente más fácil lograr tus objetivos tanto financieros, como patrimoniales.

Todo lo que se hace con un buen propósito nos motiva a lograr el objetivo que nos proponemos.

Esperamos que estos consejos acerca del manejo de tus ahorros y el uso de tus tarjetas de crédito hayan sido de utilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *